¡¡AHORREMOS AGUA!!

A lo largo del día podemos efectuar muchos actos habituales que nos ayudarán a ahorrar agua, por ejemplo algo tan simple como cerrar el grifo mientras enjabonamos los platos. A continuación te explicaré otros sencillos hábitos que nos permitirán ahorrar agua a lo largo de todo el día.

¿Sabías que...?

  • Un grifo abierto gasta más agua de la que te imaginas: de 5 a 10 litros van al desagüe cada minuto.
  • Si dejas el grifo abierto mientras te lavas los dientes, puedes malgastar casi 20 litros de agua.
  • Si te duchas con el grifo abierto, puedes estar tirando 60 litros de agua.
  • Fregar los platos con el grifo abierto supone un consumo de unos 100 litros de agua.
  • Lavar el coche con una manguera puede suponer un consumo de unos 500 litros de agua.

 

Apliquemos estos consejos

  • Moja el cepillo de los dientes y acláralo. Coge un vaso de agua para enjuagarte los dientes. Cuando te laves los dientes con el grifo cerrado ahorrarás 19 litros de agua.
  • Llena el lavabo cuando te afeites, sólo utilizarás 5 litros de agua.
  • Dúchate en vez de llenarte la bañera. Ahorrarás 60 litros de agua.
  • Pon la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos del todo. Ahorrarás 80 litros.
  • Reparad los grifos que gotean y vigilad los grifos mal cerrados. Puedes ahorrarte hasta 180 litros.
  • Descongelad los alimentos a temperatura ambiente, nunca bajo el grifo. Ahórrate 15 litros.
  • Lavad la fruta y la verdura en un bol. Ahórrate 10 litros.
  • Cuando renovéis los electrodomésticos, buscadlos con la etiqueta ecológica.
  • Vigilad las posibles fugas de agua en el inodoro y en los grifos.
  • Tirad de la cadena del inodoro sólo cuando sea necesario; no lo utilicéis de cenicero o papelera. Ahorraréis los 6 - 8 litres de agua que contiene la cisterna. También evitarás la sobrecarga de las depuradoras de aguas residuales.
  • Lava el coche con una esponja y un cubo, gastarás menos de 50 litros.
  • Utilizad la escoba en lugar de la manguera para limpiar patios y terrazas.
  • Ajustad correctamente los aspersores y concentrad el riego en zonas verdes.
  • Utilizad plantas autóctonas, que consumen poca agua.
  • Dejad crecer el césped más alto, disminuiréis la evaporación del agua, especialmente si el verano es muy seco.
  • Intentad regar a primera hora de la mañana o al atardecer. Si regáis en horas de sol, el 30% del agua se evapora.

 

Y si ya cumples con todo lo anterior, te doy la enhorabuena y te invito a llevar a cabo los siguientes pequeños esfuerzos, que conllevan, eso sí, grandes resultados

 

  • Utiliza aparatos con etiqueta ecológica, renueva tus aparatos (grifos, duchas y cisternas) por otros más modernos y eficientes. Normalmente las duchas consumen hasta el 30% del agua doméstica. Un cabezal de ducha corriente gasta 12 litros de agua por minuto y, así, una ducha corta consume unos 125 litros de agua. El cabezal de ducha de bajo consumo reduce el consumo hasta la mitad o más (haz la prueba del cubo). Sólo necesitarás un reloj con segundero y un cubo de, como mínimo, 3 litros de capacidad. Sujeta el cubo bajo la ducha y calcula el tiempo que el agua tarda en llegar a la línea de los 3 litros. Si tarda menos de 20 segundos, deberías sustituir el cabezal por un modelo de bajo consumo.

 

  • Utiliza cisternas de inodoro de 6 litros, muchas cisternas de inodoro aún son de 8 litros, sin mecanismos de interrupción de descarga. Los inodoros con pulsador/tirador son los más comunes de los que funcionan por gravedad. La cisterna está adosada en la taza. La descarga de 6 - 8 litros se realiza en cada uso mediante un pulsador o tirador. Los inodoros con cisterna elevada funcionan también por gravedad. La cisterna está colocada en altura y la descarga está accionada mediante un tirador. La incorporación de mecanismo de interrupción de descarga no es posible, pero se puede colocar un contrapeso que interrumpe el flujo cuando deja de accionarse el tirador. Por contra, los inodoros con cisterna baja ahorran agua mediante la incorporación de un sistema de descarga que permite escoger al usuario entre dos volúmenes diferentes de descarga de agua (6 - 8 litros ó 3 - 4 litros) o mediante la parada voluntaria de la descarga al volver a pulsar el botón. Si lo consultas en los comercios encontrarás que los nuevos inodoros tienen estos dispositivos de origen. Su eficiencia está vinculada al conocimiento y al uso de esta medida por los usuarios.

 

  • Las aguas grises constituyen del 60 al 65% del consumo doméstico de agua. No todas las aguas grises son apropiadas (por ejemplo, se ha de evitar que la grasa de las cocinas vaya a parar a las depuradoras de aguas grises). Es sumamente eficiente y sencillo alimentar las cisternas de los inodoros con las aguas grises. Muchas de estas aguas pueden ser un buen recurso para el riego de las zonas ajardinadas. Su instalación es recomendable siempre que sea en nueva construcción o bien en reformas de viviendas.